Sebastián Guajardo

Consejo de la Cultura presenta Guía Patrimonial de Chillán

  • El libro, que forma parte de la colección del CNCA destinada a destacar las riquezas de los diversos territorios del país, contempla un recorrido por 34 puntos que recogen la historia de la ciudad con un énfasis especial en la llegada del diseño y  la arquitectura moderna a Chile y el estreno de una incipiente estandarización de los procesos constructivos, que permitieron a Chillán levantarse rápidamente luego del terremoto de 1939.

Bastaron sesenta segundos para que la historia de Chillán cambiara para siempre. El 24 de enero de 1939 un terremoto 7,8 en la escala de Richter tuvo como consecuencia una ciudad destruida y más de 5.000 vidas perdidas según cifras oficiales. Pese a que esta zona fue la más afectada, el desastre se hizo sentir también en las provincias del Maule, Linares, Ñuble, Concepción, Biobío, Arauco y Malleco. Posteriormente, y a propósito de esta catástrofe, se concretaría la creación de la  Corporación de Fomento y Reconstrucción (CORFO) con el objetivo de industrializar el país y fomentar la economía y un proceso de reconstrucción, marcado por las influencias arquitectónicas que llegaban desde Europa.

El terremoto de 1939 es uno de los hitos que marcan la nueva publicación del Consejo Nacional de la Culturas y las Artes (CNCA), “Guía Patrimonial de Chillán: La ruta de la modernidad”, primera edición de este tipo realizada en una región diferente a la Metropolitana y que fue presentada este miércoles en la capital de la nueva región del Ñuble, bajo el alero del programa Barrios del Diseño – Apoyo a Rutas, impulsado por el Área de Diseño del CNCA, con el objetivo de fomentar y difundir las riquezas que emergen de los territorios.

“En este tránsito hacia consolidarnos como Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, más que nunca debemos promover iniciativas que nos permitan descentralizar y democratizar el acceso al diseño,  fomentando con ello la cobertura de las acciones que, desde el Estado, aporten a la revitalización de comunidades o localidades en interacción con áreas como el patrimonio y el turismo, entre otras”, dijo el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone.

Este libro viene a sumarse a la colección de guías patrimoniales del CNCA, de la también forman parte “ Barrio Italia” (2012),  “Barrio Esmeralda” (2013), “La Ruta del Cité” (2014), “La Ruta de los Palacios” (2015) y la “Guía Patrimonial Barrio Franklin” (2016).

La ruta de la modernidad

La guía propone un recorrido por 34 puntos que recogen la historia de la ciudad desde su fundación -en 1580- y hacen eco de una particular característica: la llegada del diseño y  la arquitectura moderna a nuestro país y el estreno de una incipiente estandarización de los procesos constructivos que permitieron a Chillán salir a flote rápidamente luego del terremoto, garantizando una mejora en la calidad de vida de sus habitantes.

La Estación de Ferrocarriles, reconstruida en 1941; la Iglesia y Convento de la Virgen del Carmen, actualmente en proceso de reconstrucción; los liceos Narciso Tondreau y Marta Brunet,; o la Plaza de Armas, principal paseo público de la ciudad, son algunos de los hitos urbanos que toma la guía con la intención de otorgarle un nuevo valor: redescubrir los secretos que esconden sus calles y poner el acento en la memoria de un país que guarda en esta ciudad diferentes momentos de la república y de la historia del diseño y la arquitectura chilena.

Las 97 páginas de la “Guía Patrimonial de Chillán” generan un interesante recorrido que culmina con la llegada de la arquitectura moderna a la zona, yendo a la par de un proceso de renovación que se generaba a nivel global gracias a las fuertes influencias con que los profesionles nacionales llegaban desde Europa y la introducción de este lenguaje en los planes de estudios de la Universidad de Chile en 1933.

La “Guía Patrimonial de Chillán: La ruta de la modernidad” es una publicación del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y cuenta con la autoría de Mario Rojas Torrejón y Fernando Imas Brügmann, quienes además oficiaron en la edición y corrección y fotografía respectivamente; la asesoría de contenidos es de la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán, Erwin Brevis Vergara, Pamela Conejeros Guajardo y Karin Cárdenas Leal. Esta edición contempla  5.000 ejemplares, los que se distribuirán a lo largo del territorio nacional y en las bibliotecas públicas del país. Además estará disponible en su versión digital en http://www.cultura.gob.cl/publicaciones/guia-patrimonial-chillan



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *